Las mujeres sentimos una debilidad especial por nuestro cabello y por más audaces que hayamos sido a lo largo de los años, cuando llegamos a determinada edad, empezamos