Perdió parte de su cara, piernas y dedos por una bacteria de la saliva de su mascota

Un hombre perdió los dedos de una mano y sus dos piernas después de que jugara con su perro y esto le provocara ser golpeado por una infección mortal. Jaco Nel, de 50, se divertía con su can Harvey cuando se dio cuenta de un pequeño corte en su mano, pero no pensó que fuera nada. No obstante, dos semanas después este psiquiatra británico cayó enfermo con la sepsis, una patología que le costó varias extremidades y le desfiguró la cara.

La infección se generó a causa de una bacteria portada en la saliva de Harvey. Afligido con gangrena, la condición se extendió a través de su cuerpo y casi acaba con su vida. “Fue mi propio perro. Estuvimos jugando un poco basto y él rasgó mi mano. Era un arañazo. Lo limpié y me olvidé. Nunca se pusó en mal estado o algo parecido. Jaco, de Chorlton, Inglaterra, estaba en el trabajo dos semanas después cuando desarrolló los síntomas de la fiebre. Entonces le dijo a su secretaria que cancelara todas sus citas y se fue a su casa a guardar cama. Si quieres saber todos los detalles de su trágica historia, prosigue con tu lectura.

“Comencé a sentirme caliente y frío. Temblaba pero no conseguía calentarme. Me dolía todo el cuerpo. Pensé que era la fiebre y me fui a la cama. Le comenté a mi pareja y me dijo que tenía que descansar. Al día siguiente estaba muy enfermo y confuso. No era capaz de llamar al trabajo y fue ahí cuando mi secretaria se empezó a preocupar. Ni siquiera recuerdo el sonido del celular. Cuando mi compañero Michael volvió del trabajo no me podía levantar, mis manos no funcionaban apropiadamente y luchaba para hablar. Fue entonces que llamó a una ambulancia y fui transportado al hospital,” expresó Nel.

Los paramédicos notaron que Jaco tenía manchas rojas por toda su piel, e inmediatamente comenzaron a suministrarle antibióticos mientras se dirigían al centro médico. Cuando llegaron a la sala de emergencias, Jaco colapsó y fue llevado directamente a la unidad de cuidados intensivos, donde fue puesto en coma inducido. Las personas que tienen un shock séptico solo poseen un 20% de posibilidades de sobrevivir. La infección interfiere con el mecanismo de coagulamiento del cuerpo, con muchos coágulos pequeños cortando la circulación a otras partes y haciendo que la presión sanguínea se desplome peligrosamente.

En el caso de Jaco, sus riñones comenzaron a fallar y sus piernas se tornaron negras, pues la gangrena se había alojado en ellas. “Estaba tendido en el hospital mirando a mis piernas y dedos oscuros. Sabía que lo iba a perder todo, ese tejido estaba muerto. Incluso los doctores se había dado por vencidos, era muy severo,” expresó Nel. Cuatro meses más tarde de ser ingresado le amputaron las piernas por debajo de la rodilla.

Perdió todos los dedos de su mano derecha y uno de la izquierda, además de necesitar cirugía reconstructiva en su cara. Con el uso de prótesis, Jaco ha sido capaz de aprender a andar de nuevo y vive independientemente. No obstante, el desfiguramiento facial que ha sufrido ha sido difícil de llevar. “Estoy determinado a salir a la calle debido a que soy consciente de mi mismo. Aunque no me ha detenido completamente de vivir por mis medios, ha tenido impacto en mi autoestima”.

“Lo más duro es aceptar que ahora tengo otro aspecto y no puedo hace nada,” comunicó Nel. Los doctores estaban sorprendidos por lo que causó la infección. Tres semanas después, los análisis determinaron que la bacteria vivía en la boca del perro. Eso significa que el Cocker Spaniel de la pareja, Harvey, estaba portando una sustancia muy peligrosa en su saliva. Los hallazgos eventualmente llevaron a Jaco y a Michael a tomar la difícil decisión de sacrificar a su cánido. “Fue muy triste pero no podíamos dejar que infectara a alguien más.”

“El perro no necesita morder para que esto ocurra, puede ser transmitido a través de la saliva. Podría haber sido un niño, o cualquiera que se acercara. Por suerte era Harvey era viejo y no le quedaban muchos años de vida”. Así llegamos al final de nuestro artículo, esperamos que te haya inspirado o al menos entretenido.

¿Qué te ha parecido? Coméntanoslo, nos interesa tu opinión. Si te agradó dale like y comparte con tus allegados.

Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *