Toma ajo y limón en ayunas y santo remedio combate tantas enfermedades que no conocías

Podemos tomar la cura de limón y ajo para depurar nuestro organismo o bien para prevenir enfermedades. Deberemos hacerlo bajo supervisión médica, especialmente si estamos tomando algún tipo de medicación.

A partir de cierta edad, una gran cantidad de personas sufren problemas cardiovasculares y a menudo se les propone seguir un tratamiento médico para tratar su patología. Sin embargo, si antes de llegar a ese punto realizamos esta cura podremos prevenir estos problemas de salud de manera natural, económica y sin efectos secundarios.

Descubre en este artículo cómo te pueden ayudar el limón y el ajo, dos alimentos medicinales milenarios usados para múltiples enfermedades gracias a sus increíbles propiedades.

Toma ajo y limón en ayunas y santo remedio

Beneficios de esta cura

Si realizamos este tratamiento tal como lo indicamos en este artículo podremos obtener los siguientes beneficios para la salud:

Para realizar esta cura para una persona necesitaremos los siguientes ingredientes:

-4 limones.

-4 cabezas de ajo.

-3 litros de agua hervida.

Intentaremos que los ingredientes sean de calidad ecológica, sobre todo el limón. La peladura de los cítricos es incluso más beneficiosa que la pulpa, pero si no es ecológica también puede llevar ceras y pesticidas que serían perjudiciales para realizar esta cura.

Modo de preparación y consumo:

Pelamos el ajo y cortamos los dientes por la mitad. Lavamos bien los limones y los cortamos en trozos pequeños, sin quitar la peladura. Añadimos el agua tibia, previamente hervida, y lo batimos bien todo. Dividimos esta mezcla en tres botes de cristal, los cuales terminaremos de rellenar con el agua tibia.

Los cerramos herméticamente y los guardamos en la nevera durante tres días. Pasados esos días colaremos el contenido de los tres botes y lo volveremos a guardar en la nevera.

Los primeros días tomaremos una cucharada sopera de este preparado media hora antes de cada una de las tres comidas del día.

Si nuestro cuerpo reacciona bien, sin efectos secundarios, aumentaremos a dos cucharadas soperas de este preparado media hora antes de cada una de las tres comidas del día.

Progresivamente iremos aumentando la dosis hasta llegar a un máximo de 50 ml. del preparado tres veces al día. Es decir, un máximo de 150 ml. al día. El tratamiento dura 40 días y lo podemos realizar una vez al año.

Recomendamos siempre realizar cualquier tratamiento, natural o convencional, bajo supervisión de un médico o naturópata especialista. Especialmente si sufrimos algún problema de salud o estamos tomando medicación.

Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *